MUNICIPIO Y PUEBLO DE VALDERAS LEÓN

Distancia  a León: 65 km.   Altitud: 780 m.  Población: 2.200  Pueblos: Valderas

 

Historia de Valderas

Después de la destrucción de Cartago, en vista del mal giro que tomaba la guerra de Hispania, el senado romano en el año 134 a. de C., reeligió cónsul a Escipión y le envió a Hispania, confiriéndole el mando del ejército. Antes de vérselas con Numancia fue gradualmente ensayando su tropa, para endurecerla y establecer una disciplina muy deteriorada. Con un ejército calculado en 40.000 soldados, fue implacable con los que oponían resistencia. Es aquí cuando INTERCATIA, localizada en Villalpando, mide sus fuerzas contra Escipión. Este cayó sobre los Intercatienses, reduciendo su ciudad a ceniza, Valderas fue quemada por Escipión, los supervivientes vendidos como esclavos, el solar fue arado y decretada la prohibición de su reconstrucción. Así antes que Numancia, desaparecieron del mapa INTERCATIA y VALDERAS.

Como pesaba sobre la desaparecida Intercatia el fuerte anatema de Escipión, han juzgado algunos que este, dada la situación del lugar y la fertilidad del extenso campo, ordenó la fundación de un poblado, al que llamó: "Vallis ferax cerere et uvis" (Valle abundante en cereales y viñedos). Pasado el tiempo, se llamó Vallis Ferax. A través de los siglos la F evoluciona a H aspirada y la X cambia a S. Así en el año 1113 de nuestra era, se halla escrito Val de Heras.

 

 

 

En 1121, Vald'Heras, en 1145 Valdeiras y a partir de aquí permanece invariable la actual grafía de Valderas, para la que sus hijos ganaron los altos títulos de Muy Noble, Muy Leal, Muy Antigua e Ilustre. No habrá existido villa de más azote histórico que la leonesa de Valderas, que ya combatió por su libertad desde tiempos de los romanos contra Escipión el Africano. Don Opas, que venía de mediador político con los agarenos para aplacar la ira de Pelayo, tomó a cuchillo Valderas. Los valderenses no huyeron, el ejército se retiró, era por orden real, el pueblo se quedó y decidió quemarse antes que entregarse.

Allí se distinguió la heroína María de las Zarzas, la cual vendió sus ganados para adquirir armas con destino a la defensa de la villa.

Hacia 1388 el   Duque de Lancáster tomó Valderas sin resistencia y reclamó el trono de Castilla, porque sus gentes huyeron incendiando la villa antes de que llegaran los ingleses. El Lancáster la reclamaba por su matrimonio con una hija de Don Pedro el Cruel; luego fue recuperada por Alvar Pérez Osorio. Don Juan I, le concedió "el Privilegio Grande".Valderas continua  bajo el dominio   de   los   Osorio, Marqueses de Astorga. Napoleón entró en Valderas, el 28 de Diciembre de 1808, Día de los Inocentes, con mucha lluvia y frío, se instaló en la primera planta del Seminario quemando muchos de sus documentos. Conserva su escudo heráldico alusiones a su pasado histórico.

Antiguo Consistorio Valderas

 

 Las Calles de Valderas

Nada más pasar el puente nuevo que salva al Cea en una curva de ballesta y que data de 1761  como reza en una de sus pilastras de tiempos de Carlos III, comienza la subida a Valderas por el barrio de Villabuena en el cual se emplazaba la aljama judía y la sinagoga, en la plazoleta  hoy llamada de la Santa Cruz o plaza del Espolón, obra del S.XVIII.

Hubo 15 familias judías que defendieron Valderas frente a Lancaster y que por tanto obtuvieron las concesiones del privilegio de Juan I.

Fue la segunda comunidad judía después de la de    Mansilla de las Muías, más importante de León, hasta su expulsión en 1492 por los Reyes Católicos.

Allí había una puerta de muralla del S. X, del que sólo se conserva un espigón, ya que se desplomó a principios de este siglo, al encauzar las aguas de las lluvias. Se construyó un puente, que se derribó una vez arreglado el espolón, pues resultaba imposible poder pasar por ellas los carros. El espigón de la muralla, hoy en día recibe el nombre de puerta de San Isidoro porque es tradición de que por ella pasó el cuerpo de San Isidoro cuando lo trajeron de Sevilla con destino final a León, en el año 1063.

La calle San Isidro es una calle del S. XI, que junto con la calle de los Castillos, vertebra la expansión urbanística, encintada por la calle de la paloma, plaza de Ramón y Cajal, y las Rondas, dándole su peculiar forma de almendra. Todavía quedan en esa calle casonas construidas con sillares, ladrillo cocido y balconadas de forja. Una muy notable en su exterior y en su interior es la del número 21. La casa adosada era la Parada de Postas.

La Plaza de Santa María del Azogue, corazón de la villa durante varios siglos, convirtiéndose en plaza Mayor cuando el centro económico pasa al entorno de San Juan. En esta plaza se celebró el primer mercado de la villa. Se llamó Santa María del Azogue desde la Alta Edad Media. Del Azogue del árabe Az-Zuaqm es decir plaza que servia de zoco. En ella se encuentra la Casa

Consistorial que data de 1701 figurando la fecha en su fachada. Su estilo es de corte herreriano, similar al consistorio de Astorga, cabeza del poderoso Estado de los Osorio. Se trata de un edificio de sillería con dos plantas y dos torrejas de remate, destacando el escudo de Valderas esculpido en piedra de gusto dieciochesco.

Calle de los Castillos. Así llamada, porque sube empinándose hasta el castillo de doble torreón. Llama la atención una casa por su ventana con balcón en la esquina y su escudo. La tradición dice que tuvieron en ese solar su casa los Marqueses de Astorga, Osorio y Villalobos. El escudo es de los Osorio. También se dice que este escudo pertenece a los hidalgo de Cisneros, adelantado del rey y la casa solariega de Gaspar Hidalgo de Cisneros, último virrey de Río de la Plata.

 

Calle Derecha, o Alonso del    Castrillo    conocida actualmente, era una de las tres   más   importantes  del medievo.    En    ella    se encuentra el Palacio de los Marqueses    de    Castro Janillo del S. XVIII, con una gran portada Neoclásica y un    patio    interior    con soportales.

La   casa   del    Charro, buena muestra de las casas típicas valderenses, perteneció a D. Hermenegildo Charro, que fue ministro de Carlos IV. La Calle Alcázar, una de las principales de acceso al castillo. La entrada a la calle la preside un arco, el Arco de Arrejas, en su día pasadizo, conservándose el levadizo en forma de reja de madera y denotándose con ello la función militar que tubo la llamada Puerta de las Arrejas, que data del S. XIV Construido en piedra y ladrillo en 1380 por orden del rey, después de la guerra con Lancáster, de estilo mudejar y de la escuela de Sahagún. Tiene una hornacina en los arcos interiores, donde está la imagen  de   la  Virgen  del   Buen   Suceso,   lugar  al  que  acudían   las embarazadas a poner una vela cuando iban a dar a luz, costumbre que continua.

Bajando de  la  puerta  de  las Arrejas, nos encontramos con una plaza donde se haya una iglesia de estilo gótico tardío renacentista   del   S.   XVI,   con añadiduras del S. XVII, la cual da nombre a la plaza, que se llama Plaza de San Juan del Mercado, situada en el lado sur de la iglesia, llegando a ser a   partir   del   S.   XVI   la   más frecuentada de Valderas.

En la actualidad, es el segundo emplazamiento del tradicional mercado de los Lunes.

 

La    Calle    Santiago, discurre entre la plaza de S. Juan y la puerta de Santiago. Estuvo habitada por caballeros y familias de las Ordenes militares de Santiago, Calatrava, y Alcántara y otras dignidades y oficios civiles y eclesiásticos. Al predominar los pertenecientes a la Orden de Santiago, ellos dieron nombre a la calle. Sólo se conserva la casona señorial, en el n°. 4 y 6, que perteneció a los Benavides, Prado y Fonseca. Construida con sillares de piedra en la planta baja y ladrillo en la única planta alta. Data de finales del S. XVII y destaca además de sus escudos las dos hileras de modillones de madera, una debajo del alero y la otra separando las dos plantas. Al final de la calle, nos encontramos con El Arco de Santiago, es del mismo estilo y tiempo que el Arco de las Arrejas es decir, del S. XIV. Es de doble arco apuntado; con las características de los alfices o recuadros y los ladrillos esquinados.

La Puerta de Santiago de Valderas antes de la Restauración

Sobre el arco edificaron los Caballeros del S. XVI, la ermita de la Virgen popularmente llamada de la Cabecica, donde los Caballeros celebraban varias funciones religiosas durante el año. En la cara este de la fachada figura la imagen dieciochesca de Santiago Matamoros; a la izquierda, el escudo de los Osorio y a la derecha está el escudo de la villa de Valderas.

La Calle Trinidad trae su nombre de la iglesia que hubo en su final, cuyos restos perduraron hasta mediados de este siglo, este final de calle, fue todo un conjunto urbano. En la Calle de Calvo Sotelo, nos encontramos el Colegio-Seminario de San Mateo, llamado así por ser fundación del célebre hijo de la villa el Obispo Fray Mateo Panduro y Villafañe. Fue inaugurado el 21 de Septiembre de 1738, bajo responsabilidad y dirección de los Carmelitas.

El Seminario de Valderas

El paseo viejo, es lo que hoy se conoce como Plaza Ramón y Cajal, y antes como la Plaza del Trigo, se encuentra haciendo esquina con la calle Valderrama, un espléndido edificio ejemplo de la arquitectura señorial valderense, porticada con siete arcos de medio punto renacentistas, conservando en su fachada dos escudos de las familias Torre, de la Cruz y Quijada. El cine, cuya fachada es de estilo colonial, antes fue otra de las paneras de los Marqueses de Valderas. A la entrada de la calle de los Arias se encuentra la casa del mayorazgo de los Arias. Se trata de una casa señorial de piso bajo y alto. Sus escudos nos hacen suponer que perteneció a las familias Arias, Cisneros, Prado y Aguilar. También a Cabeza de Vaca, original de Valderas y que fue titular en la Batalla de Navas.

El Castillo de Altafria en Valderas

Al final de la calle de los Arias se localizaba la cárcel pública, debajo del ábside se localizó la llamada bodega del Infierno, que en realidad eran las mazmorras del castillo Macarefe, cuya torre del s. X sirve de torre a la iglesia de Santa María, tapadas al levantarse el nuevo ábside, que se había hundido.

El castillo de Altafría, coronando el altozano se yerguen sus restos,a cuyos pies serpentea manso el río Cea. Era de aparejo de sillería y tapial, guarda un subterráneo muy profundo que alimenta la leyenda de su comunicación con el de Benavente por una lado y por el otro con el de Grajal de Campos.

Ya se habla de este castillo en el S. XII, como obra del monarca leonés D. Fernando II, para defender la línea territorial de los ataques de Castilla. En el siglo XIV, era de Juan Alvarez Osorio, señor de las Siete Villas de Campos. Mucha piedra del castillo se empleó en la construcción de alcantarillas y pontonas de la carretera. La sillería se uso para hacer la base de la fábrica de harinas, cuyos propietarios donaron a Patrimonio halla por los años 60.

El deplorable estado en que se encuentran estos restos, parte ya de los siglos XVI y XVII, en que se abandonó su residencia.

 

El Castillo de Altafria en Valderas

 

Las Bodegas de Valderas

Existe otro Valderas, escondido bajo las casas del pueblo, como son las bodegas, construidas en sillares de piedra o de ladrillo bien cocido. Fue durante los siglos XVI, XVII y XVIII cuando se construyeron las mejores bodegas. En las escrituras de protocolos del S. XVI ya se habla repetidamente de los lagares en Valderas. Había incluso una calle junto a la de Escuderos y al lado de san Claudio el Viejo, que se llamaba calle los Lagares.

Las bodegas se centran en el casco antiguo. En la actualidad existe un problema  con  las filtraciones  de  agua,  que  han  llevado  a  serios quebraderos de cabeza a más de un propietario.

 

Las Iglesias de Valderas

En la Plaza Mayor nos encontramos la Iglesia de Santa María, documentada ya en el año 1144 en un documento de la catedral de León, se edificó este templo sobre bases y torre de la antigua fortaleza, adosada a la muralla del S.XII. La iglesia hubo que rehacerla varías veces y en partes, la última fue el presbiterio en 1940.

Acabada la obra hacia el 1675, el interior es de tres naves separadas por gruesas columnas, de estilo renacentista y un tanto oscura. En el exterior tiene un pórtico, donde se reunía el Concejo, que da a la calle de los Valderrama y las puertas de la entrada principal por la plaza de Santa María. El interior de la iglesia se divide en tres naves, central y laterales, separadas por gruesas pilastras, capilla mayor, los brazos del coro y el coro al pie de la iglesia. Se encuentra el retablo de la capilla mayor y los del crucero: los dos colaterales de los brazos y los otros dos apoyados en el respaldo de los muros del crucero con la capilla mayor. Los colaterales se trajeron de Medina de Rioseco en 1681 y son obra de Juan Fernández.

 

Pero sin duda la mejor obra que hay en esta iglesia, es el retablo de la capilla mayor. Se desconoce el autor, aunque se sabe que es del S. XVI, las pinturas, de autor desconocido y esculturas son de estilo renacentista o plateresco y tallas de Berruguete.

Este retablo es un escenario representando en escultura y pintura, la vida de Cristo, desde su nacimiento hasta su resurrección, y la de la Virgen desde la Anunciación, hasta su Asunción a los Cielos. Las escenas se desarrollan componiendo un plano de cuatro cuerpos y cinco artesones, rematadas con dos medios artesones laterales.

Una pieza singular por su estética es el Cristo de la Concha, en el retablo lateral, obra también de Berruguete.

El sobrenombre de "Concha" es creación del R. Albano. En la plaza de San Juan del Mercado, nos encontramos la iglesia del mismo nombre. El interior consta de tres naves separadas y sostenidas por columnas góticas exentas, desplegándose en arcos y crucería góticas, con remate en bóvedas estrelladas y con pechinas angulares en forma de conchas.

La pila bautismal en el monumento de la Plaza de S. Juan es la de la Trinidad, lo que prueba su fecha anterior como parroquia.

 

Iglesia de San Juan de Valderas

El retablo mayor es obra del S. XVII. Hay que destacar la capilla de Francisco Hurtado, es añadidura del S. XVII, del arquitecto palentino Francisco Tejerina. También digna de atención es la capilla del Cristo, con una buena talla de Cristo Crucificado, que popularmente se le conoce como el Cristo románico-bizantino de los Benavides. Tiene escudo sobre el altar.

En la calle Trinidad, comenzó habiendo una iglesia dedicada a S. Juan de Cartamaz, que se cree estuvo fuera del Arco de Santiago. Hubo también un hospital, llamado de Nuestra Señora de la Piedad, obra eclesiástica del S. XVI. La capilla del hospital se convirtió en iglesia de la Trinidad, parroquia en el siglo XIII,llegando a dar nombre a la calle, adosándose a ella el hospital de la Piedad.

El retablo de Ntra. Sra. de los Angeles, que se haya en la iglesia de Santa María, procede de la iglesia de la Trinidad, hoy en día convertida en museo etnográfico

La Iglesia Santuario de la Virgen del Socorro corresponde a la Iglesia de los carmelitas calzados, que se inauguró en 1565. El santuario alberga la imagen de Ntra. Sra. del Socorro, traída en el siglo XVII, por un soldado de Flandes.

El edificio ocupo el lugar del Alcázar palacio de los Osorios, que lo cedieron a tal fin. En este convento estudió el Padre Isla. El convento tubo que ser abandonado en 1836. La iglesia es de una nave y coro, al entrar en ella nos encontramos unas losas sepulcrales, pertenecientes a personajes que tuvieron que ver con el pueblo.

Hay dos cuadros laterales de mérito, que representan a La Inmaculada y a la Virgen del Carmen y dos retablos laterales con la Virgen del Carmen y Santa Teresa, colocadas el 1 729 y de la escuela castellana, de Gregorio Fernández. El retablo central es de estilo Barroco-Churrigue-resco, efectuado sobre el año 1680 presidido por la Virgen del Socorro. Tiene a la derecha a S. José, a la izquierda esta S. Blas y arriba S. Claudio. A la derecha del presbiterio se encuentra una capilla presidida por un retablo pequeño, con un gran lienzo que representa a San Juan Bautista, Esteban de Rueda, San Sebastián Ducete, posiblemente realizado por la escuela de Toro

En la predela pintado sobre oro y de izquierda a derecha están S. Francisco, Sta. Catalina, S. José, "Ecce Homo", S. Juan Evangelista, Magdalena Penitente y S. Antonio. Esta capilla tiene una puerta de acceso al camarín. En el hay una tabla de Lorenzo Gallego, del S. XV de gran mérito y que representa la Asunción de La Virgen, a la izquierda S. Andrés y a la derecha el Purgatorio. Esta tabla tiene influencia italiana y renacentista aunque con molduras góticas, actualmente se encuentra en la iglesia y tiene retablo en la catedral de Avila.

En la sala capitularse puede admirar la linterna de la cúpula y tres lienzos de grandes dimensiones, cuadro del obispo Panduro y el obispo Feijo de Villalobos.

Alrededor de la sala capitular está instalada la sillería de nogal del S. XVI o principios del S. XVII trasladada del coro en la última reforma.

 

La puerta de la sillería que antes daba acceso al coro, ahora da entrada al claustro bajo, convertido en Museo de arte sacro.

En el ala norte se ha dispuesto una colección de Cristos, que van desde los siglos XIII, al XVIII entre los que podemos destacar al GRAN CRISTO, situado al fondo, con postizos naturales, también un Cristo del S. XIII estilo románico-bizantino, donado por un descendiente del rey Vitiza. El Cristo de la Salud, otros dos Cristos fechados y firmados en 1720 por Isidoro Camayo, imaginero natural de esta villa. El Cristo yacente articulado, catalogado de Gregorio Fernández. Una Piedad del S. XV, a su lado un S. Sebastián de autor desconocido y al lado izquierdo un pequeño cuadro bordado sobre cera fundida, representando a S. Juan Bautista y que se cree pieza única por la rareza de su ejecución. En el ala oeste hay un S. Pedro gótico, de Alejo de Bahía-. Una serie de exvotos y un S. Francisco de ropas pesadas y gran expresividad en el rostro.

Otra pieza de buena factura es S.  Antón   ,   pero   compite  en gentileza,  con   la  talla   de  S. Andrés,   ¡unto   a   la   que   se encuentra un S. Juan Decapita­do   (mutilación   debida   a   los soldados napeolónicos). La cruz de los espejos y el retablo de la orden tercera del Carmen, el primero    que    hubo    en    el convento a principio del S. XVII. Quedan    algunas   tallas   de menor valor,  algunos cuadros sobre  lienzo,  bulas,  indulgen­cias,   capellanías,    ropas   en desuso y la Cruz parroquial de plata de finales delS. XVI.

 

La Semana Santa en Valderas

En Valderas, la Semana Santa se caracteriza por su rica imaginería castellana, contando con un Cristo de Gregorio Fernández y otras tallas de célebres imagineros del siglo XVII.

Son varias las tallas que se cree que pertenezcan a la Escuela del genial imaginero, aunque no están estudiadas en profundidad. Estas son: El Cristo Crucificado, que es portado

por la Cofradía de San Blas el día de Viernes Santo en la llamada Procesión de Los Pasos y Encuentro, y el mismo día en la noche, en la Procesión del Santo Entierro. Esta Cofradía vela su Imagen en uno de los Retablos de la Iglesia Parroquial.

También se procesiona un Cristo de Berruguete y otro de la escuela de Rioseco.

El Cristo Yacente es una talla articulada, antiguamente se usaba para la Procesión del Descendimiento, lo porta la Cofradía del Santísimo el día de Viernes Santo en la procesión del Santo Entierro. Su imagen se encuentra expuesta en el Museo Parroquial.

 

Otra   imagen   a   destacar   en Valderas es su Nazareno, obra de   Francisco de Correal, autor valderense.    Talla    completa, realizada  en   madera,  de  una pieza con brazos articulados, se procesiona    vestido    con    la correspondiente túnica morada. La Oración del Huerto es otra escena de la pasión, procesionada por la Cofradía de la Santa Vera Cruz en el Jueves Santo. A su   vez   se   procesiona   en   la procesión de los Pasos y en el Encuentro del Viernes Santo, su imagen   se   encuentra   en    la iglesia  de San Juan.  La  parroquia  además de estas  imágenes, también posee otras, como la Virgen de la Soledad, la Doloroso, la Flagelación y el Cristo atado a la Columna. Todas las Cofradías ataviadas con sus túnicas y acompañados de sus Bandas de Cornetas y Tambores, contribuyen a la brillantez, sobriedad y seriedad de una Semana Santa de típico espíritu castellano-leonés. No podemos olvidarnos de la Cofradía del Carmen, integrada por Damas ataviadas con mantilla española negra, que acompañan en los días de la pasión a sus imágenes en los desfiles procesionales. De interés es el Viacrucis camino del cementerio el Jueves Santo al amanecer.

 Las Ferias y las Fiestas en Valderas

Todos los lunes en la plaza de los Arcos se celebra mercado. Y todos los Viernes, el mercado de frutas y verduras.

Febrero día 2. Las Candelas, procesión, bendición de las madres que han tenido hijos durante el año. Se bendice igualmente el mazapán, repartido entre las embarazadas.

Pentecostés,   la   bendición   de   los   campos,   el   Domingo   de Pentecostés, desde Altafría y con presencia de la imagen de la Virgen del Socorro. Romería del pan, del queso y vino, celebrada al día siguiente en la ermita del Otero. Reparto gratuito del pan, del queso y de productos autóctonos entre los asistentes. Carnaval, desfiles, rematados con pincho de hermanamiento. Semana Santa, desfiles procesionales por parte de las cofradías. Mayo día 3. Romería de Santa Cruz, ermita de Otero. Procesión que sale de Santa María del Azogue. Misa y comida campestre. Julio, primer lunes después de San Pedro, Feria. Mercado Mayor del año, en la plaza, elección de la reina y damas de honor de las fiestas. Sardinada popular.

Agosto, último sábado. Fiesta de la bodega. Reparto gratuito de vino (s. coop. Vinos de la Ribera del Cea) y verbena popular. Septiembre día 8, fiestas patronales en honor a la Virgen del Socorro, procesión, juegos y bailes, desfile de pendones. Navidad, Nochebuena: nacimiento viviente, en la iglesia de Santa María del Azogue. Despedida del año con verbena popular y la cabalgata de reyes.

 

La Gastronomía de Valderas

La villa de Valderas no solo ofrece patrimonio artístico y cultural. El viajero que tenga a bien hacer parada en esta singular localidad, podrá  disfrutar de todos  los  placeres  gastronómicos  de  claro reconocimiento fuera de nuestras fronteras, que ofrecen todos y cada uno, de los profesionales del fogón que trabajan en Valderas. El  Bacalao tiene en Valderas su  templo  particular y en  cada establecimiento hostelero se le da un toque de distinción. El conejo, otra de las especialidades que no podrás pasar por alto. Los quesos, elaborados con mimo y respetando el proceso ancestral y por supuesto, todo regado con los buenos vinos de la variedad  y Denominación de Origen Prieto-Picudo, la cual se cultiva y se transforma para elaborar estos caldos en nuestra villa. En la noche de Valderas, los locales habilitados para disfrutar de la misma, ofrecen buen ambiente y buena música. El verano en Valderas ofrece la posibilidad de practicar recorridos por las tierras que rodean nuestra villa, pero también tendrás oportunidad de relajarte con sol y agua.

 

Otras Actividades en Valderas

Nuestro polideportivo y piscinas, donde disfrutar del sol que en el verano inunda la comarca, o practicar el deporte favorito y por supuesto, los festejos taurinos que se celebran con motivo de las fiestas patronales, que cada año tratan de ser superados, con espectáculos de tauromaquia de primer orden. La oferta en Valderas es amplia y diversa y estamos seguros de que todo aquel que prueba, repite y además, lo cuenta.

 

 

 Resumen de los Lugares de Interés en Valderas

 

Guía Monumental de Valderas

 

Museo Etnográfico.

Museo de Arte Religioso: Tallas de Berruguete (1500). Cristo Articulado atribuído a Gregorio Fernández (1600) y piezas del S. XIII en adelante.
Iglesia del Socorro. Retablo y Claustro de madera. Fue convento Carmelita donde habitó el Padre Isla, creador de la figura de Fray Gerundio de Campazas.

Iglesia de San Juan (S. XVII): cúpula plateresca, retablo y rejería.

Iglesia de Santa María del Azogue: originaria del S. XII. Retablo del S. XVI, retablos barrocos de la Escuela Castellana y Órgano Barroco (S.XVII).

Ermita del Otero.

Casa Consistorial: Edificio del S. XVII, reconstruido, con Blasón de la Villa.

Seminario Herreriano (S. XVIII).

Palacio de los Marqueses de Janillo (S. XVIII).

Casa de María de las Hazas.

Casona de los Pérez de Osorio,

Hospital de Mendigos,

Puerta de Santiago.

Arco de las Arrejas con rastrillo.

Ruinas del Castillo de los Señores de Altafría en Mampostería y tapial.

Plaza de Toros.

Restos de cerámica y utensilios prerrománicos.

Conjunto histórico de la Villa de Valderas (1988). Plaza Mayor.

 

Fiestas y Tradiciones en Valderas

 

Romería del Pan y Queso (lunes de Pentecostés).
Bendición de los Campos (domingo Pentecostés).
Romería de Santa Cruz (3 de mayo)
Día de Asturias.
Virgen del Socorro (8 de septiembre).
Mercado Semanal. Todos los lunes y viernes del año
Feria de Valderas (1º fin de semana después de San Pedro - junio)

 

 

Teléfonos de Interés en Valderas

 

Ayuntamiento de Valderas: Pl/ Generalísimo, s/n. - Telf.: 987 762 001
Farmacia de Valderas: Paseo Nuevo, 1 - Telf.: 987 762 092
Piscinas y Polideportivo Valderas: Telf.: 987 762 001
Gasolinera: Carretera Benavente, 1 - Telf.: 987 762 130
Biblioteca Valderas: C/ Calvo Sotelo, s/n. - Telf.: 987 763 159
Ambulancia Valderas Tel.: 987 762 035
Centro de Salud Valderas: Carretera Benavente, s/n. - Tel.: 987 763 107
Oficina de Desarrollo Agrario de Valderas: Calvo Sotelo, s/n. - Tel.: 987 762 131
Guardía Civil Valderas: Carretera Villanueva, 1 - Tel.: 987 762 054
Notaría Valderas: Pz. José Antonio, 1 - Telf.: 987 763 187
Oficina de Correos Valderas: Plaza/ Onésimo Redondo, 1
Oficina de Turismo de Valderas: C/ Calvo Sotelo, s/n. - Telf.: 987 763 159
Taxi Valderas: Telf.: 987 762 160

Museo Parroquial: Telf 987 762 116.
Museo Etnográfico:  Telf.: 987 762 116.
 

Restaurantes en Valderas

 

Hostal-Restaurante La Maravillosa: Av. Panduro, s/n. - Tel.: 987 763 282
Casa Zoilo II: Paseo Ramón y Cajal, 14 - Tel.: 987 762 377
Restaurante El Rebeco: Ctra. Villanueva, 2 - Tel.: 987 763 116
Restaurante Gatito: Av. Panduro, 31 - Tel.: 987 762 211
Hostal-Cafetería Moderno: C/ Calvo Sotelo, s/n. - Tel.: 987 763 114
Bodega Carmen: C/ Alonso Castrillo, 13 - Tel.: 987 762 514

 

Alojamientos en Valderas

 

Hostales y Hoteles en Valderas:

Hostal-Restaurante La Maravillosa: Av. Panduro, s/n. - Tel.: 987 763 282
Hostal-Cafetería Moderno: C/ Calvo Sotelo, s/n. - Tel.: 987 763 114

 

 

Enlaces de Valderas en Internet

 

Pagina web Ayuntamiento de Valderas:

www.fontun.com/valderas

La mejor web de Valderas

 

Textos: Turismo de Valderas, Vivaleon y otros.

http://enebro.cnice.mecd.es/~pgof0001/

 

 

Prohibida la reproducción total o parcial de este web, incluso el volcado a cualquier sistema de recuperación, sin la expresa autorización del propietario.

 

©  Vivaleon.com 2000-2001-2002-2003-2004-2005-2007-2008-2009-2010  Todos los derechos reservados

Para cualquier duda o sugerencia póngase en contacto con:

info@vivaleon.com

telf.- (+34) 650 08 44 46 - 650 08 44 45

www.vivaleon.com

Contador de visitas a la página

 

 

 

 

 

ARCO DE SANTIAGO EN VALDERAS ARCO-PUERTA DE LAS ARREJAS DE VALDERAS AYUNTAMIENTO DE  VALDERAS

CASA CONSISTORIO EN VALDERASCASA DE LOS ARIAS VALDERAS

CASA DE LOS BENAVIDES VALDERAS    CASA DE LOS CANTARÍN OSORIO VALDERAS     CASA DE LOS CHARRO VALDERAS   CASA DE LOS MARQUESES DE JANILLO VALDERAS    CASTILLO DE ALTAFRIA EN VALDERAS

CEMENTERIO     CENTRO CULTURAL EN VALDERAS    VIRGEN DEL SOCORRO VALDERAS    CENTRO SANITARIO    COLEGIO ERAS VALDERAS

DEPOSITO DEL AGUA    ESTACIÓN   CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL    HOSPITAL DE LA PIEDAD      (MUSEO ETNOGRÁFICO)    IGLESIA DE SAN JUAN DEL MERCADO     IGLESIA DE SANTA MARÍA     INST. E.S. OCTAVIO ANDRÉS

PLAZA DE TOROS  VALDERAS  POLIDEPORTIVO-PISCINAS   VALDERAS    PUENTE     PUERTA DE SAN ISIDORO VALDERAS    SANTUARIO DE LA VIRGEN   DEL SOCORRO (MUSEO ARTE SACRO) Valderas

SEMINARIO HERRERIANO DE VALDERAS
RESIDENCIA     HOGAR DEL PENSIONISTA     BIBLIOTECA DE VALDERAS      OFICINA DE TURISMO DE VALDERAS

 

 

 

 

Turismo Rural Algadefe de la Vega, Turismo Rural Cabreros del Rio, Turismo Rural Campazas, Turismo Rural Castilfale, Turismo Rural Cimanes de la Vega, Turismo rural Cubillas de los Oteros, turismo rural Fresno de la vega, turismo rural fuentes de carbajal, turismo rural gordoncillo, turismo rural gusendo de los oteros, turismo rural izagre, turismo rural matadeón de los oteros, turismo rural matanza de los oteros, turismo rural pajares de los oteros, turismo rural san millán  de los caballeros, turismo rural toral de los guzmanes, turismo rural valdemora, turismo rural valderas, turismo rural valencia de don juan, turismo rural villabraz, turismo rural villademor de la vega, turismo rural  villamandos, turismo rural villamañan, villaornate, turismo rural villaquejida.